Visitas

viernes, 22 de agosto de 2008

Leyendas pampeanas cap. V

La Mulánima:


Se la conoce también como Alma-Mula, Tatá cuñá o Mula frailera, y se trata de un animal fabuloso en forma de mula enorme con las crines encendidas, ojos y boca que lanzan fuego a llamaradas.
Dicen que se trata de una mujer condenada por pecados gravísimos contra el pudor. Tales pueden ser el incesto (relación íntima entre familiares directos) o aquella que hace romper sus votos de castidad a un sacerdote. Generalmente también se dice de la mujer adúltera o fornicadora.
Galopa por el campo haciendo un ruido de metal, corre con las riendas sueltas y mata a la gente en su camino a patadas, mordidas y pisotones o lo hace con las llamaradas que despide de sus ojos y boca. Aparece solo de noche o en días muy tormentosos donde las nubes generan una densa oscuridad.
En Tafí del Valle se ha encontrado, en la "Ruta de Birmania" (camino que lleva al Ojo de Agua y que pasa por detrás de la Loma del Pelao), una piedra con una pisada de este animal.
Dicen algunos que solo un hombre de mucha fe o valiente puede sobrevivir a ella, desesperadamente trata de pizarse el freno o que un valiente lo haga y le quite la maldición.
Otros dicen que es el mismísimo demonio.
Dibujo y animación: I.F (cosecha propia)

¡¡¡¡Ganate un retrato o caricatura!!!!

¡¡¡¡Ganate un retrato o caricatura!!!!
La forma de conseguirlo es dejando tu comentario en las entradas