Visitas

viernes, 13 de febrero de 2009

Leyendas pampeanas cap. X

El Colo-Colo o Basilisco

Pertenece a la amplia gama de criaturas mitológicas de la cultura Mapuche (Araucanos) Es una criatura que tiene entre forma de pollo y culebrón (víbora). Dicen que sale de un huevo malformado llamado llolloy de una gallina vieja o un gallo colorado. Otros dicen que es un huevo de gallina empollado por un gallo o un sapo. Posee un solo ojo, del cual emite un fuerte resplandor que puede matar a quién lo mire fijamente, también tiene cola de dragón y en su lomo escamas como si fuera una serpiente o animal marino. También puede paralizar con su canto himnótico o mirando fijamente alguna extremidad de la víctima, la cual quedará paralizada durante toda su vida. Se oculta en los rincones de la casa donde acecha al que se le acerque. Algunos los más tímidos se ocultan en alguna cueva del gallinero y salen solo a la noche. Metiéndose por alguna hendija de la casa y succionando el aliento o la saliva de la persona, en el caso de una mujer amamantando succiona la leche y pone en la boca del niño su cola para que no llore. La víctima cualquiera sea el caso se va “secando” y poniendo pálida e inapetente hasta morir. La forma de exterminarlo es poniendo espejos en la casa, el monstruo al ver su imagen se petrifica y muere. Pero es más fácil aún matándolo antes de nacer. Hay personas que han destruido sus huevos y matado a su empollador para que no nazcan más. El huevo se diferencia por su color oscuro y su forma alargada, algunos con manchas muy pronunciadas. Al destruirlo en su interior se pueden encontrar al basilisco en forma de payasito (por lo colorido) o en forma de lombriz. A veces tiene doble yema y sale con dos cabezas pero al mirarse se matan mutuamente, aunque otros sostienen que sale de un huevo sin yema, este huevo solo puede ser destruido si es arrojado al fuego, en el caso que ya está en su forma adulta amenazando el hogar, algunos han llegado a incendiar su propio rancho. Los machis en la antigüedad (sacerdotes chamanes mapuches) lo neutralizaban poniéndo a su alrededor varillas de mechay. Otros lo confinaban a que éste muriera junto con su víctima la cual con su partida salvaría al resto de la familia. Cuentan que con el polvo de sus restos mezclándolo con cobre rojo y sangre de un hombre pelirrojo se puede fabricar oro. Muchos lo han buscado por esta característica y así también encontraron su propio fin.

¡¡¡¡Ganate un retrato o caricatura!!!!

¡¡¡¡Ganate un retrato o caricatura!!!!
La forma de conseguirlo es dejando tu comentario en las entradas